martes, 1 de diciembre de 2015

Con pocas horas de sueño y mucha cafeína en el cuerpo

"In modern math, we create a new world in which numbers come alive as vector spaces. Each of them has a rich and fulfilling personal life, and they also have more meaningful relations with each other, which cannot be reduced to mere addition and multiplication. Indeed, we can subtract 1 from 2 in only one way. But we can embed a line in a plane in many different ways."
Edward Frenkel en Love and Math.
Es cierto, las matemáticas actuales están más que vivas. Tras su formalismo se esconden profundas verdades que van más allá de meras curiosidades envolviendo las operaciones aritméticas aprendidas en la escuela. A través de ellas se pueden explorar los secretos más íntimos del universo; incluso podemos incursionar en universos distintos al nuestro y estudiar su naturaleza y posibilidades. Ellas, por supuesto, también tienen interés por sí mismas y son un fascinante mundo por descubrir. Pero tranquilo querido lector, ya casi acabo con las mates. No pienso centrarme en ellas hoy. Siento mucho si esta inusual forma de empezar acaba de herir tu memoria recordando traumas ya superados; un enhorabuena, por el contrario, si no fue así.

sábado, 26 de septiembre de 2015

El perfecto Atticus Finch

"A veces pienso que como padre he fracasado en absoluto, pero soy el único que tienen [...]. Si consintiéramos una cosa como ésta, francamente, no podría sostener su mirada, y sé que el día que no pudiera sostenerla le habría perdido"

Atticus Finch
Estas son las palabras que le dirigía Atticus Finch a su amigo Mr. Heck Tate, el sheriff del condado de Maycomb, tratando de explicarle su sentido de la justicia. Como seguramente ya habrás deducido mi apreciado, siempre atento y fiel lector —o siendo más realista, como puede que imagines lector de paso, también apreciado, por cierto— todo esto ocurre en la reconocida novela Matar un Ruiseñor (originalmente To Kill a Mockingbird, 1060) de Harper Lee. Y el tema de hoy, es principalmente Atticus, el ejemplar Atticus Finch.

sábado, 11 de julio de 2015

Sobre la felicidad y el gorrión que me trae de vuelta

"En realidad, no iría a terapia ni en sueños. La meta de la terapia es hacerte feliz. La gente feliz no es interesante. Mejor aceptar la carga de infelicidad e intentar transformarla en algo que valga la pena, poesía, música o pintura"
J. M. Coetzee.
Hace más de año y medio que no paso por aquí. Pero confío en que tú, apreciado y siempre fiel lector, haz estado esperando con ansia este momento de leer lo que fuera que vaya escrito en estas lineas siguientes. No voy a dar ninguna otra escusa aparte de confesar que no he publicado nada por la sencilla razón de no haber tenido las suficientes ganas de hacerlo. Así que este pequeño párrafo que ya va terminado es solo para intentar explicar mi ausencia y, como consecuencia, mi regreso. No prometo tampoco regularidad en posibles futuras entradas, pero vayamos a lo que me interesa hoy.